2 de julio de 2016

No sé

Tal vez no debería seguir a su lado, pero es que lo quiero tanto, disfruto tanto de su compañía. Los helados a su lado son más dulces, las comidas más sabrosas, los viajes por la marihuana más entretenidos, más profundos. Es que disfruto tanto de caminar en silencio a su lado, acostarme con una pierna entrelazada a la suya y para qué decir de cuando hacemos el amor, jamás había encontrado una conexión tan grande como con él, bueno, tampoco es que haya hecho el amor con muchas personas antes, pero, por ahora no me gustaría hacerlo con nadie más. Es que veinte meses no son en vano y si es que hemos llegado a esta cantidad de tiempo juntos es por algo, ¿no? Realmente no sé qué hacer, dicen que cuando el respeto se pierde ya no hay vuelta atrás, que cuando se tira la primera piedra ya no hay forma de remediarlo, pero es que... ¿Qué haría yo sin su amor? Son esas ganas de comerme al mundo cuando estamos juntos... O tal vez ya ni eso lo siento tanto, tal vez nada de lo que dije anteriormente tiene el significado que tenía antes. Ya no sé qué hacer, ya no sé qué pensar. Sufro en silencio cada vez que pienso en esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario